viernes, mayo 19, 2006

Encuentros y reencuentros

Mañana vuelvo a la pared después de casi un año. Desde que me hice polvo la rodilla que no he subido más a una piedra.
Prometo reportaje fotográfico y/o escrito.

Escribiendo esto se me ha ocurrido hacer un recopilatrio de "Cosas que descubres cuando escalas":

* Que el miedo sabe a hierro.
* Que si meas a más de 60 metros del suelo, no llega nada abajo.
* Que todo tu cuerpo se puede sujetar perfectamente sobre una piedra del tamaño de un garbanzo.
* Que todo el mundo tiene miedo a la altura. Sólo es cuestión de acostumbrarse.

Ya se me ocurrirán más.

Qué monazo, oye.

Además, mañana es gran estreno en público del inimitable hombre antorcha y sus comprensivos compañeros. No sé si alguien hará fotos/videos/dibujos... Intentaré hacer una crónica tan pronto me recupere de las quemaduras.

La canción de hoy va por todas las mujeres que han tenido que sufrir por el simple hecho de ser eso, mujeres.



Ala! a pasar un buen fin de semana, que yo haré lo propio.

4 comentarios:

kancerbero dijo...

estoy a punto de retirarle la palabra al señor Castpost, que lo sepan.

Si alguien tiene una alternativa, por favor, no se la guarden.

Visión Perversa dijo...

Mañana va a ser un gran día, preveo. Pero como tú vas a tener que hacer muchas cosas que requieren coordinación y concentración, por mucho que sea viernes (¿sabes que siempre que aparece algún colgado gritando eufóricamente que es viernes me acuerdo de ti?) esta noche en la cama a las once. No sufras, la cerveza de tu turno me la beberé yo, está en buenas manos.
Crónicas y fotos de las dos cosas, por lo que más quiera, caballero!

narcoperuano dijo...

Ole tus güevos. Yo tengo vértigo hasta en el támpolín de la piscina.Y hay un metro hasta el agua!!

Visión Perversa dijo...

Ya estás tardando en contar, ya estás tardando (mistergrins)