martes, abril 26, 2005

¿Qué nos pasa?

El otro día, leyendo el periódico (juro que un día me quito del todo) y viendo noticias sobre maltratos, violencia, asesinatos en serie, etc. Me dí cuenta de que los hombres (género masculino) somos unos verdaderos hijos de puta.
¿Por qué el porcentaje de mujeres asesinas en serie, violadoras o maltratadoras es irrisorio?
No sé. Empecé pensando que quizá es una cuestión puramente antropomórfica. Por el tema de la fortaleza física y demás, la sumisión implícita o algo. Pero es estúpido. Tampoco existen mujeres pederastas y no hace falta ser un atleta para manipular a un crío.
Es una cuestión mental. De deformación o enfermedad mental. Y entonces pensé:
¿Se trata de un tema de educación?
¿Socialmente se educa a las mujeres de alguna manera que hace que no se manifiesten esos sentimientos?
y entonces ¿por qué no educamos a todo el puñetero mundo igual? ¿pero cómo? ¿qué es lo que aprenden o desarrollan ellas que nosotros no?
Pero es que las preguntas siguen:
Si la mujer consigue finalmente equipararse en todo al hombre ¿surgirán ese tipo de transtornos? Cuando las mujeres se incorporen completamente a la mierda de mundo que hemos creado nosotros, ¿se volverán EN TODO como nosotros? ¿Estaremos creando montones de hijas de perra?
Realmente espero que no.
¿Nadie ha estudiado esto? No puede ser que nadie haya pensado esto antes.
¿tengo que hacerlo yo todo? o_O

6 comentarios:

DobleZero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
DobleZero dijo...

Depende, las hay que creen en la igualdad de una manera harto preocupante (al menos a mí me lo parece).

Yo también estoy por quitarme... y de muchas cosas además.

Me haces un hueco en una isla desconocida y verdaderamente aislada?

kancerbero dijo...

Con gusto le hacía yo un sitio en tan preciado lugar. Lo malo de las islas desconocidas es precisamente eso. Que no se conocen. Así que o nos quedamos en tierra o nos hacemos a la mar para tratar de encontrarlas.

Anónimo dijo...

Tal vez las mujeres desarrollemos la empatía de una forma que nos permite ponernos mejor en el lugar del otro, y nos reduce las ganas de hacer daño por eso mismo. Pero la igualdad podría suponer que extendiéramos esa empatía (que tampoco todas las mujeres tienen, por lo que no puede ser biológica sino cultural), en vez de perderla quienes la tengamos.

Hay quienes hablan de feminizar un poco el mundo al llegar a él en las mismas condiciones que los hombres. Yo no estoy tan convencida de que hombres y mujeres seamos tan opuestos como a veces nos intentan mostrar... pero seguramente el mundo mejoraría con algunas de esas características tradicionalmente asociadas a lo femenino (aunque no sean patrimonio nuestro).

Bruji-sigue-sin-saber-abreviar... :-)

DobleZero dijo...

Kancerbero... actualízanos el blog que ya va tocando!

Gege dijo...

zceSI EXISTEN MUJERES PEDRASTRAS.
Y Asesinas
Y torturadoras
Y corruptas..
En fin pasa que nosotros tenemos más prensa.