viernes, octubre 08, 2004

preguntas de un novato...

hace un tiempo que me dió por empezar a escribir en foros y realmente llegas a conocer a gente. Más bien diría que llegas a conocer a gente. Así, en cursivas.

Yo siempre he sido muy, muy, pero que muy reacio al tema. No entendía una relación (del tipo que sea) sin un contacto mínimo. Y reconozcámoslo, en un foro, el contacto es menos que mínimo. Aún así, empujado por motivos que no vienen ahora al caso, decidí probarlo.

Conoces gente que realmente te impacta. Que te hace llegar a pensar lo jodidamente guay que es la gente que hay al otro lado. Idealizas a la persona y solo oyes que dice lo que escribe. Pero ¿realmente es así? Esa gente ¿es así? No. Por supuesto que no. Puedes intuir que tal o cual puede ser más sincero o menos. Más o menos divertido, pero... No cuadra.

Estoy seguro que mucha de esa gente no te defraudaría. Pero también estoy convencido de que ninguno será tal y como te lo imaginas. Sin ir más lejos, yo mismo. Si yo leyera lo que escribo sin saber que es mío, pensaría que el que lo ha escrito es un auténtico gilipollas. Sí. Ni más ni menos que un capullo integral. ¿Por qué? Creo que quizá se debe a que soy un niubi en esto y escribo tal y como hablo. Tal y como me comunico contigo cuando te tengo delante. Y sinceramente, creo que la diferencia es vital.

Es por ello que nadie te garantiza que a la persona que está al otro lado no le ocurre lo mismo. O bien al contrario, que es capaz de comunicarse de manera escrita de una forma que mucho más sobria y reflexiva de lo que es capaz en una conversación convencional. No hay duda de ello. Y ante esto, a uno (que es muy dado a reflexionar sobre sandeces) se pregunta ¿de qué sirve? ¿Para qué comunicarse con fantasmas? ¿Debo cambiar mi manera de comunicarme con estos espectros virtuales para ser más guay? ¿Para que me quieran y me necesiten más? ¿me respeten de una manera diferente a la que lo harían en un realidad de contacto físico, de hablar y escuchar? Y en caso de decidir hacerlo ¿para qué? ¿Me llenaría?.

Creo que no. Creo que voy a seguir siendo el mismo gilipollas que he sido hasta ahora. Y así, el día que a alguien le apetezca conocerme deberá dejar de escribir en un teclado y necesitará quedar conmigo en el bar. Sólo así podrá convencerse por completo que ese tipo que se esconde detrás de un apodo estúpido es un capullo integral.

5 comentarios:

Visión Perversa dijo...

Decidir seguir siendo un capullo es una buena decisión. Yo insisto en seguir siendo capulla, con teclado delante o sin él... (no sé si te importa que te comente, que ya llevo dos)

kancerbero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
kancerbero dijo...

Esto me pasa por escribir lo que pienso tan poco a menudo. Lo siento Violeta, no te había leído. Por supuesto que eres bienvenida aquí... ¿cómo no? Gracias.
No recordaba haber hecho público este lugar... pues nada, ponte cómoda.

illa dijo...

¿Y qué opinas ahora con los blogs? Porque aunque tampoco al 100% (eso ni en persona) yo creo que sí se conoce mucho mejor a la persona.
Solo te digo que yo he escrito cosas en el blog que no cuento a nadie...:s

kancerbero dijo...

Creo que fué la amiga DobleZero la que un día lo definió como "Exhibicionismo del alma". Creo que sí, se podría resumir así.