martes, noviembre 29, 2005

La cabra tira al monte

Tengo un olivar.
Bueno, tenemos (somos 4) un olivar de unos 100 olivos.



¿Que a qué coño viene esto? Pues nada, que tenía muchas ganas de hacerme cargo de un terruño y ahora nos ha salido la oportunidad. Y la hemos aprovechado.
¿Que qué hace un bala perdía como yo intentando hacerse cargo de 100 olivos cuando se me mueren hasta los cactus? Pues eso, intentar hacerme cargo.

El domingo pasado lo fuimos a ver con el dueño (un anciano sordo y que habla valenciano con los consiguientes problemas de comuncicacion xD) que no puede hacerse cargo de él y ha echado al que lo tenía anteriormente porque tan sólo pretendía comprarlo cuando la palmara el viejo. Y nosotros encantaos. Lo tenemos alquilado por una quinta parte de lo que saquemos en aceite. No será mucho pero yo más bien tengo la intención de tener un huertecillo y sacar algo más que aceite.
Curro, lo que se dice curro sólo lo da para fumigar y para recoger la oliva. Creo que podremos con ello.

A partir de ahora se acabó levantarse los sábados a las 4 de la tarde. Ahora tengo que cuidar de mis olivos.

Por otra parte ya tengo donde ir a caerme muerto los domingos en vez de tirarme tol dia en el sofá.

Molaría currarme unas fotillos y ir poniendo aquí los avances de kancerbero el montaraz.

No tengo ni puñetera idea de cómo acabará esto, pero las barbacoas de primavera ya me las estoy viendo venir. :)

5 comentarios:

Bruja dijo...

Qué weno, Kancer!

La verdad es que estas cosas suelen ser muy agradecidas... mi madre tenía un pequenyo jardín-minihuerto en la sierra, y además de que desconectaba un montón con él, luego era una gozada ver que su trabajo daba frutos, y que las hierbas que usaba en la cocina las había plantado ella misma, eran el resultado de su esfuerzo.

Si a mi ya me gusta cuando consigo que una planta mía salga adelante... un huerto de olivos tiene que ser la canya! Disfrútalo :-)

illa dijo...

Jaja acabarás siendo uno de esos hombres que el fin de semana se lo pasan trabajando en su terreno. Cosa que nunca he entendido...qué ganas de ponerse a sudar el fin de semana!
En fin. Que los disfrutes :)

Lince dijo...

una de las cosas que me molaban mucho de catalunya son los olivos. hay olivos por todas partes y nunca me canso de mirarlos.
es un árbol mágico y asociado a unas cuantas leyendas y me parece simplemente bello su tronco arrugado y medio enroscado, sin decidirse a crecer ni a quedarse en la tierra.
eso de tener un bosque de olivos me ha sonado a sueño. y el sacar aceite y hacer barbacoas es ya insuperable.
en verano voy aunque no me invites. soy capaz de poner una ternera, diez cajas de sidra y la leña y los almax si se tercia.

un besazo.

kancerbero dijo...

La verdad es que no sé cómo acabará esto. Yo espero saber valorar lo que tengo y no desperdiciarlo. Es mucho tiempo detrás de esto y no es fácil de conseguir.

Por supuestísimo está todo el mundo invitado. Eso sí, tomen nota de la generosidad de la srta. Lince.

Sidra? Ternera? Arrrggghhhff...

xD

Lince dijo...

si esa la única manera de conocernos, cuente con ello caballera.

un abrazo extra mega hiper gigantesco

cuidao no te aplaste.