jueves, mayo 19, 2005

La churrería y los vagones de Correos

Ayer, al salir del trabajo, tuve que ir por la zona de Glorias. Donde la torre Agbar. Esa que parece una mezcla entre un dildo de mil colores y una lámpara de esas de plasma... bueno, ya sabeis.
El caso es que yo hasta los 9 años estuve viviendo por ahí, muy cerca, a un par de calles.
Ya desde que bajé al andén del metro empecé a recordar... El mismo bar allí abajo en la estación, el pasillo de la salida (que recordaba muuuucho más largo) en el que ya no había un grafitti que tengo grabado a fuego en el recuerdo, los escalones y una vez salías.... La churrería. Joder. Han pasado más de 20 años y tuve un peazo de deja vu que me río de matrix... El olor...



Me quedé agilipollao, mirando al churrero. ¿Sería el mismo? Me entraron unas ganas terribles de preguntarle si me recordaba... Bueno, a mí, no creo que me reconozca pero a mi madre y a mí abuela seguro que sí que las conocía mucho. Quise hablarle a aquél aparecido de mi pasado, pero en seguida pensé que quizá no le alegraría el día diciéndole que tanto mi madre como mi abuela habían muerto ya.

Luego eché un vistazo alrededor y recordé muchas cosas de entonces. De cuando las vías del tren pasaban muy cerca de allí (ahora creo que están soterradas) y jugábamos allí cerca. Y de cuando nos escondíamos cuando veíamos un vagón de Correos porque hacían fotos a todo aquél que estaba cerca de las vías (dios sabe para qué, quizá había muchos bandidos asaltadores de trenes de Correos ¿?. ¿Aún sacan fotos?). Recordé también el antiguo parque de las glorias ahora reducido a una especie de plaza de toros rodeada de una rotonda gigante. De cuando me abrí la frente haciendo el tarzán con las hojas de una palmera, de cuando no subiamos a las palmeras a coger dátiles, de la pista de patinaje (donde jamás entré)...

También me entraron unas ganas terribles de acercarme a mi antigua casa pero la verdad es que ya tuve suficiente dosis de nostalgia para un par de meses.

Y hoy, tengo que volver.

6 comentarios:

Lince dijo...

después de muchos, pero muchos años sin recordar apenas una imagen de mi niñez me llegaron todas en tropel hace un mes y medio o por ahí.
me ví envuelta en un caos de recuerdos que me emocionaban y me hacían sonreir.
ahora vuelvo a no recordar nada.
me trae un poco de cabeza por qué mis recuerdos van y vienen.
esa sensación, mezcla de ternura, emoción y sentirse un poco mayor...

petonets.

illa dijo...

Suerte tienes de encontrar tus recurdos intactos. Yo siempre voy a buscarlos, pero ya no están, y eso sí es nostalgia! Jo :(

DobleZero dijo...

Qué mayores nos estamos haciendo...

illa dijo...

:s Ese comentario sí me ha dado miedo Doblezero, jaja

Gorka dijo...

Hola,

siempre es interesante volver la vista atrás de vez en cuando, aunque sea para no perder la perspectiva de donde estamos respecto a donde estabamos...

Creo que el tema de la nostalgia es algo recurrente para ponerlo en un blog... si se me permite.

:D

el_Tupac dijo...

Otia, hemos sido casi-vecinos. Yo vivía en Monumental.