viernes, marzo 24, 2006

Mañana sol y buen tiempo...

... que decían mis queridos Kortatu.

Parece que mañana el sol partirá las piedras. Y nos toca labrar. Al menos me pondré moreno. Disfruten de sus playas, piscinas, charcas, barreños, mangueras o cualquier cosa que moje y que tengan a mano.

Después del despliegue creativo de esta semana, por otra parte poco habitual y que dudo que se vuelva a repetir, me despido hasta el lunes, con esta canción:



Unos pogos el viernes siempre ayudan a desatascarse de la semana de rutina. Aunque vaya semanita más borracha que me he pegao.
Si ej que...

buen fin de semana a todos
que tengan mucho sexo. Y si no tienen mucho, el que tengan que sea bueno.

6 comentarios:

Bruja dijo...

Yo desde que sé lo de los almendros en flor al lado de los olivos, te odio bastante. Pero me sobrepongo y esas cosas, así que buen finde para ti también. Veremos qué podemos hacer con lo del sexo :P

-Bruji-

jahiime dijo...

Me llamaba, doña bruji??!!

Kancer, no sabía yo eso de que eras también del agro!

llanetes dijo...

Sí por dios, mucho o poco, pero que sea bueno!!!! Que folle usted mucho, sin remilgos!

Lince dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lince dijo...

debo ser la única persona del país que sufrió cuatro infartos al enterarse de que tenía por delante un fin de semana para ella sola.
afortunadamente quedan 20 minutos de sol que no calienta, de madrid que no abraza, de retiro que no tranquiliza, de gimnasio que no relaja, de drogas que se acaban, de orfidales a desesperación, de llamadas, de planes que se frustran antes de crearse...
y no ha habído sol, amigo Kancer, o a mi piel no ha llegado, dita sea!

y sexo cero, con la costilla en otro pais, me cago en *********

kancerbero dijo...

Hombre jahiime, usted por aquí? Sea bienvenido.
Pues digamos que sí, algo del agro me está tocando hacerme.

Bruja, que no sé si ya lo he mencionado alguna vez, pero sólo tiene que venir hasta aquí y estar como en su casa. Está invitadídima. No me odie mujer.

Señora Lince, no se me compunja usted. Alegre esa cara. No me obligue a intervenir.

Y si le consuela (que no creo), que sepa que yo de sexo, este finde también zero.